Hacer amigos a partir de los 40

Noto que ultimamente tengo menos paciencia con mis hijos, no duermo bien y tengo ansiedad.

— Estás pasando una mala racha. Tú lo que necesitas ahora es rodearte de amigas.

— ¿Amigas? Están casi todas criando y me cuesta dos meses cuadrar una fecha para quedar. Al final acabo no llamando por no molestar… Me siento un poco sola, la verdad.


Tú…

✯ que te separaste pasados los 35 y sientes que ya no encajas en esas cenas de parejas y quedadas familiares que solías organizar.

✯ que, como soltero/a de oro y especie en extinción, has ido a todas las bodas de tu círculo y las últimas quedadas de ese mismo círculo te aburren y aterran a partes iguales porque giran en torno a rabietas y dermatitis del pañal.

giphy1

✯ que llevas quince años de feliz matrimonio con tu pareja (a quién no hay forma de despegar del sofá) pero te sigue apeteciendo salir, entrar, viajar, cenar… VIVIR y te apetece compartir esas ganas de todo.

✯ que llevas años queriendo hacer esa escapada con amigas que ni planteas porque si una cena cuesta cuadrarla dos meses, un viaje, ni te cuento…

✯ que quieres ir al cine a ver ese peliculón y cuando lo planteas en el grupo todos te dicen que la han visto ya o que ya han quedado para ir a verla con su pareja.

giphy4

A tí, que te ha resultado familiar esta conversación del otro día con la madre de uno de mis alumnos. Que has estado en cualquiera de estas situaciones. O en todas. Sigue leyendo porque esta entrada es para tí.

La soledad es la epidemia del siglo XXI, por eso tienen tanto éxito aplicaciones como Meetic, Tinder o similares. Gente que quiere conocer gente. Porque somos seres sociales y la interacción con el otro nos ayuda a sacar todo nuestro potencial de dentro.

photo-1472722266948-a898ab5ff257
Un ejemplo de cosas bonitas que podemos hacer con otros.

Pero ¿qué hacer cuando tus amigos de toda la vida están en otro periodo vital? Veo a diario gente que quiere conocer gente pero que no sabe cómo ni dónde conocerla y es más, ni siquiera sabe si quiere. Y es que nuestros prejuicios con respecto a la amistad nos dificultan abrirnos a lo nuevo pasada la barrera de los 35. Algunos de ellos son:

  • Los verdaderos amigos se hacen en la infancia y juventud. No es así. De hecho, los amigos que hacemos en el primer cuarto de vida suelen estar asociados a circunstancias externas, casuales y que no dependen mucho de nosotros, son los hijos de los amigos de nuestros padres, los compañeros de colegio… La amistad madura es auténtica, llega cuando más te conoces y más disfrutas de tí y de tu tiempo. Y eres consciente de que no vas a desperdiciarlo con personas con las que no terminas de conectar.
    photo-1522308450471-98a5286c9a14
  • Ya no tengo edad. No se si hay una edad para ser feliz, pero esa es ni más ni menos que la que tienes.

giphy15

  • No voy a sentirme tan cómodo como con mis amigos de siempre. El miedo a lo diferente, a salir de nuestra zona de confort a veces nos limita. Es posible que te de pereza poner en práctica tus habilidades sociales, que están algo anquilosadas tal vez, pero se ejercitan con la práctica… Y recuerda que tus amigos de siempre eran desconocidos hasta que se convirtieron en eso. Que sí, que una salida al estilo Los amigos de Peter con nuestros amigos de toda la vida sería maravillosa, pero seamos realistas, ocurren una vez cada lustro, y eso con suerte, lo normal es que cualquier tentativa de escapada acabé así (pincha aquí para leer un artículo desternillante y totalmente cierto).

Y sobre la base de todas estas creencias erróneas está el miedo al rechazo, a exponernos, a no ser aceptados. Y no me extraña, ¿sabíais que un estudio de la Universidad de Michigan concluye que el cuerpo reacciona ante un rechazo social de la misma manera que a una agresión física? Así las cosas, es normal que tratemos de evitar el rechazo y las experiencias dolorosas a toda costa, pero has de saber que que te rechacen no depende tanto de tí en realidad, sino de las circunstancias que rodean al otro en ese momento.

No des tanto poder a los demás, nadie puede hacerte sentir de una determinada manera, sólo tú mismo.

public-domain-images-archive-high-quality-resolution-free-download-splitshire-0002-1000x666

Vale, ya me he convencido de que conocer gente nueva es maravilloso y ahora, ¿por dónde empiezo? Aquí algunas ideas:

✓ Únete a alguna asociación montañera, suelen organizar salidas y nada mejor que la naturaleza para conectarte contigo y con los demás. Un ejemplo aquí.

photo-1511632765486-a01980e01a18

✓ Apúntate a un taller de pintura, escritura o cualquier cosa que quieras potenciar. Salir con arte organiza pequeñas reuniones en casi todas las provincias para pintar, y no hace falta que lo hayas hecho nunca.

✓ Empieza tus propias actividades extraescolares, yoga, pilates, baile de salón. ¡Muévete!

✓ Iníciate en el voluntariado, acompañamiento a menores ingresados, mayores, animales… podemos conocer gente maravillosa al mismo tiempo que ayudamos a los demás que es la llave que abre la puerta de la felicidad. Pinchando aquí puedes encontrar distintas formas de ayudar según tu lugar de residencia.  Y si quieres aunar el voluntariado y los viajes, iniciativas maravillosas como ésta de la Asociación Viento Norte-Sur te lo permiten. 

photo-1543915251-e1b31fc5197a

Tal vez en uno de estos lugares tengas la suerte de conocer a la dulce Diana, que con su sencillez te recuerda que la vida puede ser fácil, a la maravillosa Nuchi, a la que quisieras parecerte dentro de diez años (y ahora), al grandioso Alfonso, que a todo le saca una risa porque antes lo ha escrito en su infinito cuaderno de bitácora, a la valiente Maribel, que es dura por fuera y tierna por dentro, a la alegre Ana y su sonrisa eterna e inspiradora, a la estilosa Nagore, que es preciosa pero ahora mismo no se acuerda, a Virginia y ese tipo de elegancia que no se compra en supermercados, a Miguel Ángel, que nada más verlo piensas “a éste me lo echaba yo de amigo”, a David, que es todo un descubrimiento, a Gustavo y su forma tan práctica de ver el  mundo.

A Laura, que te encanta porque que es todo sabiduría, amor y gratitud. 

Ábrete al mundo, está deseoso de conocer gente como tú.

giphy16

5 comentarios de “Hacer amigos a partir de los 40”

  1. Ayyy que me encantan tus post!!!
    Propongo otra idea:
    Viaja solo/a! Conoces gente maravillosa, grandes maestros de la vida y te conoces incluso un poquito mas a ti ❤️

      1. Tibet?? Quien sabe, tendre que coger un mapa y tirar una chincheta a ver donde cae… Y despues a preparar un pequeño refugio en Bali para mujeres maravillosas que quieran escapar 😉

  2. Buenísimo! Me encanta! Salgamos todos de la zona de confort, me he sentido identificada con muchas situaciones y también he de reconocer que he hecho casi todas las cosas que propones. La vida está hecha de todos esos momentos que nos hacen mejores cada día!¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *